sábado, 15 de septiembre de 2012

charlie

"-¡Ya es suficiente! -gritó el gordo tendero, abriéndose paso entre la multitud y cogiendo a Charlie firmemente por un brazo- Dejen en paz al muchacho, ¿quieren? ¡Abran paso! ¡Déjenle salir! -Y a Charlie, mientras le conducía a la puerta, le susurró-: ¡No dejes que nadie se lo quede! ¡Llévatelo a casa, de prisa antes de que lo pierdas! Corre todo el camino y no te detengas hasta llegar allí, ¿has entendido?
Charlie asintió.
-¿Sabes una cosa? -dijo el tendero, haciendo una pausa y sonriendo a Charlie-. Tengo la sensación de que necesitabas un golpe de suerte como éste. Me alegro mucho de que lo hayas conseguido. Buena suerte, hijo."
Roald Dahl 

Ah! la próxima ilustración se desarrollará en invierno, como en el cuento... 
un fallo técnico "literario"! (el mío, por supuesto!)

No hay comentarios:

Publicar un comentario